Microrrelatos VI

Angustia

Estoy perdido. Ha sonado el timbre, mi vecino viene a cumplir su amenaza. Anoche no pude dormir pensando en lo sucedido y en lo que me espera. Aunque sé que yo no tuve la culpa: siempre estoy atento al camino cuando voy en la bicicleta. Fue él, con su enorme coche y su acostumbrada soberbia quien estuvo a punto de atropellarme. Me enfurecí, por eso le mostré el mayor de mis dedos en todo lo alto. Ahora viene a contárselo a mis padres. Ya han abierto la puerta y al fondo observo la sonrisa burlona de mi vecino.

carlos lópez-aguirre
Barcelona, 08 de abril de 2010

———————————————————

El autor

Soy un muñeco entre sus manos. No me dejan dormir, me hablan constantemente, se meten en mi vida y en mis sueños. Son tan tenaces, que cuando percibo que me han dejado en paz, no dejo de pensar en ellos, en todo lo que hacen para cambiar su destino. Entonces decido que lo mejor es dejarlo todo, pero apenas lo pienso les pido que vuelvan, que los necesito. Y ellos acuden prestos a la cita, para que sus actos no sólo vivan en mi mente. Porque los personajes de novela están obsesionados por vivir en un libro.

carlos lópez-aguirre
Barcelona, 10 de abril de 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s