Microrrelatos XII

Epílogo

Mi piel se erizó con tal placer al contacto del agua, que dudé por un momento continuar mi marcha entre las olas en las que estoy a punto de desaparecer.

——————————

Pregunta

¿Por qué tengo que ser yo el que decida si vuelves a casa o continúas tu camino, si ya has tomado la decisión de abandonarme?

carlos lópez-aguirre
Barcelona, 14 de mayo de 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s