Microrrelatos XV

Problemas de adicción

Después de cuatro noches de ausencia, meditó por un momento dejar su trabajo, pero desechó la idea al imaginar su vida en la enorme casa que su esposa y sus hijos habían abandonado.

carlos lópez-aguirre
Barcelona, 23 de julio de 2010

——————

Sentidos atrofiados

Ignoró los sabores ajenos de su boca. No quiso percibir los dulces aromas que lo acompañaban cada noche. Tampoco quiso ver su deprecio ni escuchar acertadas murmuraciones. Desechó cualquier pretensión de disfrutar su cuerpo agotado. Dormía cada noche en casa y eso era suficiente.

carlos lópez-aguirre
Barcelona, 26 de julio de 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s