Microrrelatos XVII

El trampero

Con su acostumbrada paciencia de cazador veterano, eligió a su presa entre la multitud. La acechó sigiloso y miró a su alrededor para asegurarse de que nada ni nadie distrajera su objetivo. Se plantó con frialdad a poca distancia y en el momento justo sacó el mechero de su pantalón para encender el cigarrillo de la chica de turno.

carlos lópez-aguirre
Barcelona, 21 de abril de 2010

———————–

Madurez

Anoche, al apagar la luz, me di cuenta de que desde hace mucho tiempo no le temo a la oscuridad  y sus misterios. Pasé la noche triste y en vela, pensando que los años son tiranos capaces de robarte hasta tus más horrorosas fantasías.

carlos lópez-aguirre
Barcelona, 31 de agosto de 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s