Microrrelatos XXIV

Parte de novedades

Mi general, solicito permiso para darle las últimas noticias del frente. Concedido, soldado. La infantería atacó tal y como usted lo ordenó mi general, con un movimiento envolvente, para sorprender al enemigo, y apoyada por la gloriosa caballería de mi general y por la artillería que usted mismo eligió y colocó según su estrategia mi general. Después de media hora de gloriosa batalla, todo nuestro ejército fue diezmado, han hecho muchos prisioneros y ya los están fusilando. Ahora el enemigo está en la puerta y pregunta si usted se pega un tiro o se lo pego yo mi general.

carlos lópez-aguirre
Ciudad de México, 19 de diciembre de 2010

——

Oficio de riesgo

Respiró profundo y subió sigiloso la cortina del local, evitando cualquier chirrido que pudiera delatarlo: no estaba dispuesto a perder otro día de trabajo. Giró la llave y entró con el hacha en la mano. De un tajo cortó la higuera y atrapó al vuelo a José Arcadio Buendía; de un tropezón tiró a Mersault, quien cayó sin queja. Con un movimiento acrobático esquivó una estocada de D’Artagnan y de un puntapié devolvió a Gregorio Samsa, convertido en cucaracha, a su rincón: la sección de literatura en alemán. Cuando todo estuvo en orden y en calma, abrió la librería.

carlos lópez-aguirre
Ciudad de México, 19 de diciembre de 2010

Anuncios

Un comentario sobre “Microrrelatos XXIV

  1. Molt divertits, Carlos!
    Espero i desitjo que durant l’any 2011 segueixis amb noves idees i noves propostes literàries.
    Bon any!!
    Josep Maria Aloy (Manresa)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s