Vértigo

La vida y la muerte un día se conjugaron para indicarme el camino, que no era otro que el de mis propios deseos.

Dejé pasar el tiempo. Ese inevitable que un día te dice, muy bajito al oído, que el ayer nunca vuelve.

A lo lejos veo mi destino: el abismo de la eternidad, de la oscuridad y el silencio.

No me llama, pero es inevitable que vaya hacia él.

Elijo el camino: hace tiempo que quería caminar por un alambre que se agite con el viento del presente.

Dar el primer paso es el más difícil. Pero cuando se ha dado, ya no hay marcha atrás.

Siento el vértigo. estoy vivo.

Barcelona, 29 de noviembre de 2014

Anuncios

Un comentario sobre “Vértigo

  1. Y en el fondo, qué hay Carlos, si cae del alambre, si el vértigo es por mirar hacia abajo y a lo lejos, al pasar el presente y entrar el futuro está “el abismo de la eternidad, de la oscuridad y el silencio”. Bajo sus piés, qué hay.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s